20/7/09

Laura Sanchez o la belleza del deporte

He tenido la suerte de tener que realizar un dibujo para el homenaje a la deportista Laura Sánchez..

La Real Federación Española de Patinaje acordó conceder la Insignia de Oro a Laura Sánchez García por su dilatada trayectoria deportiva, llena de éxitos, en la modalidad de Patinaje Artístico individual. Tal distinción le fue entregada el día 21 de Junio, dentro de la gala homenaje en el Palacio de Deportes del Club Reus Deportiu.

El homenaje de sus entrenadores –y, por lo que me toca, el mío también- ha sido un cuadro que refleje el arte y las cualidades deportivas de esta chica.

Con mis pinceles he querido reflejar lo que esto significa.

Una mirada de satisfacción, del logro conseguido. El rostro del triunfo.

Después de horas de entrenamiento, de lucha y disciplina, de renuncias y de piruetas malogradas ,de ejercicios, de calentamiento; de estiramientos, de lesiones, de caídas...

¡Cuánto esfuerzo!

¡Triunfo merecido!

Merecida también es la belleza conseguida de un cuerpo trabajado, de músculos formados; belleza de cuerpo y belleza que aúna deportividad y arte; pirueta, ritmo, figura, técnica y estilo. Esa es la magia del patinaje: acrobacia, velocidad, ritmo, música, plasticidad...

La belleza de la joven deportista tras una carrera jalonada de éxitos. Admiro esa bellezza que nada tiene que ver con la negación o la ausencia de alimentos, con las tallas forzadas a la delgadez, con la estilización que se rinde a la debilidad.

Belleza que es agilidad y destreza: el lustre de la salud de un rostro que ha trabajado día tras día y luce una mirada saludable.

La tinta expresa el gesto, el ritmo, la figura; el cloro, como gubia, talla para obtener las luces que salen del papel.

La composición es como una coreografía: juegan el personaje principal, el grupo de pasos y la melodía; el cuerpo en lucha contra la gravedad; la precisión y la velocidad; aquí es ella, Laura Sánchez, tras realizar la pirueta reversada; y el público aplaude.

Haya un diálogo implícito entre la patinadora y el espectador como entre el artista pintor y quien contempla el cuadro.

Con los patines ha surcado el papel de la pista como surcan los pinceles la superficie del cuadro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario